29 dic. 2009

Nebulosa Espiral (o Mujer Azul)

Espectro de arcaicas líneas
trazos inevitables de curvas púrpuras
que dibujan una y otra vez
una mujer azul
besando a dios

Morrigan

¿Acaso son tus alas las que veo parpadear?
serán
alas de cuervo
y serán alas de sal
tu vuelo de corneja esperamos venir
oh reina espectral
regálanos la ira de los cielos
oh reina grande
madre y viuda
con tu velo de agua y sal
cuida el bosque, de vida
con la muerte
y la bendita renovación

Tarántula Rosa

Patas matiz madriguera
escudo rojo dorsal
cobre color de brillo
y errático bailar
ya no tejes una trampa
ahora tejes de bondad

Ecos

Estalla una flor en tu alma
los dioses se asustan
se confunden
una pedrada en un cartel
¡Orgasmo del Universo!

Presa

Las multitudes golpean mi ventana
escucho sus voces, despiadadas
imagino sus caprichosas formas
sus torpes movimientos
me envuelve una coraza morada
de suspenso
que se raja
las multitudes golpean mi ventana
finalmente, me levanto
y salgo
a que me devoren

Conidióforo

Desierto fecundo de amor binario
túnica de hembra
anatomía de otoño
fruto de leyendas ahorcadas
trastos de sarro y humedad
Conidióforo, tus hijos
alimento de brujos
Conidióforo, acaso eres
el que inventó el amor

Punto En La Montaña

Inocentes espinas
ojo de agua
las palabras pierden sentido
ganan amplitud
muchas flechas disparadas
desde un centro hoyo punto
hacia todas direcciones
como una explosión
y así
miles de instantes eternos

Viaje Astral

Fue un instante cualquiera
cuidadoso y sorpresivo
que una extraña energía
se apoderó de mi cráneo
mi mirada, imagino, quedó vacía
mis sentidos se alejaron
abandone mi cuerpo
y viajé por mil galaxias
que habitan en tus ojos
de repente volví
caí en mi cuerpo
y ustedes seguían hablando
moví mi cabeza, suspiré
y dije: claaaro…

Reacción

Un día desperté
cegado, desprotegido
en un mundo gigante
de vértigo y ruidos
y me asusté tanto
que me puse a llorar…

Ha pasado mucho tiempo
y solo algo cambió
ahora cuando me asusto
también puedo reír

Nebulosa De La Hélice

Borroso y cercano destino
jamás estuvimos
escuchando latidos acuosos
jamás estaremos
nadando en el sol
ni estuvimos ni estaremos
tan cerca y adentro
del ojo de dios

El Barrio De Animalia

El reloj revienta a las seis
centelleantes caballos emplumados
violetas y dorados
surcando la galaxia de norte a sur
árboles acostados con vientre inflamado y melancólico
pálidas mejillas de gallinas ciegas que cantan aleluyas
todas las tardes de sombrero gris
heridas abiertas reciben la lluvia
de escasas gotas sólidas y ariscas
y mis pies lastimados por el crujir
de caracoles de cenizas
y mis manos sudantes saludan jinetes con escamas
y por la vereda un rey moribundo
me regala un perro con alas
y una caja sabor magenta
mientras la babosa riega las calles de pimienta
el vapor de la pava me invita
a hervirme los nervios
para ir a dormir